Nos enfrentamos a una de las peores pandemias que el mundo ha sufrido en las últimas décadas y sin embargo, nunca hemos estado mejor preparados para parar una enfermedad. Y no solo porque tenemos de nuestro lado a los mejores médicos o a científicos brillantes, sino porque por primera vez la tecnología va a convertirse en un aliado fundamental. Que exista algo llamado «Inteligencia Artificial» y que ya haya demostrado que funciona, es una de nuestras mejores armas. ¿Pero cómo puede ayudarnos la IA a enfrentarnos a un virus? Aquí les damos algunas pistas.


IA para identificar, seguir y prevenir futuros brotes

Cuanto mejores seamos a la hora de identificar y seguir los «movimientos» del virus, mejores seremos a la hora de combatirlo. Al analizar fuentes de noticias, contenidos publicados en las redes sociales o publicaciones realizadas por los distintos gobiernos, antes aprenderemos a detectar nuevos brotes de la enfermedad y por lo tanto, antes podremos actuar. Una de las compañías que más avanzado en este campo es la startup BlueDot, cuyos algoritmos de IA fueron de hecho capaces de detectar la presencia del virus en Wuhan varios días antes de que fuera confirmado por las autoridades chinas.


IA para ayudar en el diagnóstico de la enfermedad

Otra de las claves para detener el virus pasa por ser capaces de realizar análisis tempranos, de modo que los primeros síntomas puedan relacionarse directamente con los de la enfermedad. En este campo están trabajando compañías como Infervision a el gigante chino Alibaba.

Gracias al uso de Big Data, el historial del paciente, la comunidad en la que se encuentra, los síntomas iniciales que presenta, etc. pueden determinar con una tasa de éxito superior al 90% si esa persona ya se ha contagiado o está en disposición de haberlo sido, por lo que se pueden iniciar los procedimientos de tratamiento incluso antes de obtener los resultados de los laboratorios médicos.


IA para identificar a individuos afectados

Tal vez sea el uso más controvertido de esta tecnología, pero funciona y es de gran utilidad. Esta solución apunta a desarrollar o adaptar sistemas de reconocimiento facial para poder identificar en la calle o en espacios cerrados (un centro comercial por ejemplo), si una persona muestra signos externos de poder estar sufriendo esta enfermedad. Al cruzar este reconocimiento facial como el background de la persona y toda la información disponible sobre la zona en la que vive, se puede realizar una estimación razonable de probabilidad. Una tecnología similar es la que se incluye en los «cascos inteligentes» que llevan los policías de la provincia de Sichuan y que les permite identificar a personas con fiebre; o el ya famoso código inteligente que se ha asignado a cada ciudadano de las provincias afectadas en el país asiático y que gracias al uso de Big Data identifica el riesgo potencial de sufrir la enfermedad basándose en el historial de desplazamientos de la persona.


El big data se presenta como una herramienta para ayudar a los médicos y pacientes para superar enfermedades o pandemias

La disciplina asiática y su convencimiento por lo digital han llevado al big data a ser el arma ideal para vencer al COVID-19. El gigante asiático, China, ha puesto todo su arsenal tecnológico al servicio de la salud. Con más de 1.300 millones de habitantes, la penetración de los smartphones entre su población es alta. La forma más sencilla de controlar a los ciudadanos es a través de una aplicación.

En ella, los ciudadanos deben rellenar algunos datos personales, explicar si tienen algún síntoma o si han estado en algún lugar afectado por la epidemia durante los últimos catorce días.

El sistema genera un código QR según el nivel de riesgo que tenga de contraer la infección. Además, también registra la ubicación de los usuarios, por lo que las autoridades pueden saber en todo momento si alguien infectado está moviéndose a sus anchas por la ciudad.


Uso de la tecnología contra el coronavirus en Corea del Sur

Otro país que ha utilizado la tecnología para combatir el coronavirus ha sido Corea del Sur. Desde que se inició el brote en China, Corea del Sur implementó de inmediato la aplicación que detecta por medio de un código QR si una persona está contagiada o no. De esta manera pueden monitorear a las personas los 14 días de cuarentena a diario.

En los aeropuertos, las autoridades hacían que las personas descargaran dicha aplicación de inmediato, antes de salir del lugar.

A pesar de ser el mayor foco de afectados fuera de China, en Corea del Sur el virus ha avanzado más lentamente, y su mortalidad es muy baja en comparación a otros países.

Su éxito se debe en gran parte a dicha aplicación y da cuenta de cómo la tecnología dio sus frutos en contra del coronavirus.

Al utilizar esta aplicación, que les permitía monitorizar a los visitantes procedentes de áreas peligrosas, les resultó tan útil, que el gobierno recurrió a ella para gestionar la cuarentena de más de 30.000 personas repartidas por el país.

Poder controlar a los pacientes, por medio de esta aplicación, en cada momento durante el día y sin movilizar personal sanitario fue de mucha ayuda. Además la localización GPS asegura que las personas no abandonan el lugar de aislamiento asignado.


¿Cómo Dividato ya está implementando estos tipos de soluciones?

Junto a autoridades municipales y de gobierno en la región céntrica de Argentina, ya estamos aportando nuestras AI capabilities desarrollando algoritmos y aplicaciones con el fin de mitigar el impacto y el avance de esta enfermedad, ayudando a estas instituciones en el análisis de data y predicciones para asistir en la toma de decisiones y ejecutarlas antes de posibles desbordes sobre la infraestructura pública. Esta predicción ayudará a crear hospitales de campaña en tiempo y forma; y con las dimensiones que sean necesarias sobre lo que se pronostica. Ademas, permite planificar el personal de salud afectado basándose en estos resultados.

En estas soluciones, utilizamos algoritmos time series forecasting para la predición en lineas de tiempo «toma los casos actuales de: sospechosos, positivos, contactos cercanos, fallecidos y recuperados» y generar una predicción para los próximos 12 días.

Ademas, estamos trabajando en otras soluciones de software específicas como el desarrollo de aplicaciones móviles para combatir el Coronavirus, similares a las exitosamente implementadas en Korea del Sur (anteriormente mencionadas), con el fin de rastrear a los pacientes infectados y evitar la propagación en la región.


Dividato puede ayudarlo a aplicar inteligencia artificial y combatir el COVID-19

Dividato le ofrece soluciones end to end o equipos completos y extendidos que pueden integrarse fácilmente y trabajar de la mano con usted para ofrecer características altamente valiosas de su producto.

Contamos con expertos certificados que pueden ayudarlo a explorar las mejores oportunidades de inteligencia artificial para combatir el COVID-19 o ayudar a las empresas en sus transformaciones provocadas por este cambio de hábitos y rutinas revolucionadas por esta pandemia. De igual manera, puede ayudar a capturar nuevos mercados, aumentar los ingresos, mejorar la rentabilidad y ampliar el alcance de la marca. Como proveedor de desarrollo de software de extremo a extremo, reconocemos la promesa de esta integración de plataforma inteligente que cambia el juego, diseñada para maximizar la eficiencia interna, analizar los datos de manera efectiva y mejorar la experiencia del cliente.

Dividato está listo para servir a los clientes interesados en aprovechar esta tecnología.


Obtenga más información sobre nuestros servicios haciendo clic aquí.

Hablemos de un proyecto



Compartir esta nota:


Deja una respuesta